Fiesta de la Epifanía o Día de Reyes (6 de enero)

“Después de haber nacido Jesús en Belén de Judea, en el tiempo del Rey Herodes, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén diciendo: ¿dónde está el que ha nacido, el Rey de los Judíos? Porque hemos visto su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo. Al oír esto, el Rey Herodes se puso muy preocupado; entonces llamó a unos señores que se llamaban Pontífices y Escribas (que eran los que conocían las escrituras) y les preguntó el lugar del nacimiento del Mesías, del Salvador que el pueblo judío esperaba hacia mucho tiempo. Ellos contestaron: En Belén de Judá, pues así está escrito por el Profeta: Y tú, Belén tierra de Judá de ningún modo eres la menor entre las principales ciudades de Judá porque de ti saldrá un jefe que será el pastor de mi pueblo Israel Entonces Herodes, llamando aparte a los magos, los envió a la ciudad de Belén y les dijo: Vayan e infórmense muy bien sobre la historia de los reyes Magos se puede encontrar en San Mateo 2, 1-11. ese niño; y cuando lo encuentren, avísenme para que yo también vaya a adorarlo. Los Reyes Magos se marcharon y la estrella que habían visto en el Oriente, iba delante de ellos hasta que fue a pararse sobre el lugar donde estaba el Niño. Al ver la estrella, sintieron una gran alegría. Entraron en la casa y vieron al niño con María su madre. Se hincaron y lo adoraron. Abrieron sus tesoros y le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Luego, habiendo sido avisados en sueños que no volvieran a Herodes, (pues él quería buscar al Niño para matarlo), regresaron a su país por otro camino.” Significado de la fiesta: Antes de la llegada del Señor, los hombres vivían en tinieblas, sin esperanza. Pero el Señor ha venido, y es como si una gran luz hubiera amanecido sobre todos y la alegría y la paz, la felicidad y el amor hubieran iluminado todos los corazones. Jesús es la luz que ha venido a iluminar y transformar a t o d o s l o s h o m b r e s . Con la venida de Cristo se cumplieron las promesas hechas a Israel. En la Epifanía celebramos que Jesús vino a salvar no sólo a Israel sino a todos los pueblos. Epifanía quiere decir “manifestación”, iluminación. Celebramos la manifestación de Dios a todos los hombres del mundo, a todas las regiones de la tierra. Jesús ha venido para revelar el amor de Dios a todos los pueblos y ser luz de todas las naciones. En la Epifanía celebramos el amor de Dios que se revela a todos los hombres. Dios quiere la felicidad del mundo entero. Él ama a cada uno de los hombres, y ha venido a salvar a todos los hombres, sin importar su nacionalidad, su color o su raza. Es un día de alegría y agradecimiento porque al ver la luz del Evangelio, salimos al encuentro de Jesús, lo encontramos y le rendimos nuestra adoración como los magos.

Ha encontrado el amor de Dios

Marcos, ahora un paciente de la Casa Clínica Divina Providencia San Riccardo Pampuri, antes de enfermarse trabajaba en un taller de electromecánica, vivía solo en su casa, separado de sus hijos y de la madre de sus hijos. Uno de sus hijos, a los 9 años de edad tuvo un accidente en Luque. Marcos estaba trabajando cuando lo llamaron para avisarle que había sido atropellado, fue de inmediato junto a su patrón para pedirle prestado dinero y rogó a un amigo que lo lleve al Centro Regional de Luque donde fue trasladado. Esta fue una etapa muy dura para Marcos, la recuperación de su hijo fue larga, en medio de varias terapias que para el niño era agotador, logro recuperarse y caminar después de 4 meses. Marcos se separo de la mujer de sus hijos. Actualmente su entorno familiar es muy desequilibrado, su hija entró en el mundo de la droga a causa de su novio que murió baleado y la dejo con 2 hijos. Ella ya no puede salir de ese mundo, se convirtió en el sustento suyo y de sus hijos. A pesar de que Marcos es un hombre de Iglesia, que asiste normalmente a las misas y a un grupo carismático, nunca pudo tener una relación personal con Dios, llevaba una postura irresponsable y una vida desordenada. Hoy vive muy preocupado por su hijos, siente nostalgia de ellos, desea saber como están y hacer algo para ayudar a su hija a salir de la vida que lleva. Marcos tuvo un accidente donde se golpeó la cabeza, motivo por la cual no recuerda cómo fue su accidente. Fue asistido en un primer momento en un hospital desde donde fue trasladado a la Clínica Divina Providencia de la Parroquia San Rafael. En este lugar el se encuentra maravillado por la limpieza, el orden, por la personas que son muy buenas y que le tratan muy bien. Se hizo amigo de sus compañeros enfermos con quienes se ríe mucho, en especial con Osvaldo y Javier, con quienes camparte la habitación. Los doctores, las enfermeras, limpiadoras y cocineras le brindan una calidez humana que le hace sentirse feliz. La navidad fue muy especial para él porque la pasó en compañía de personas que le aprecian mucho. Años anteriores la pasaba solo, este año estuvo rodeado de los que él considera “amigos”, compartiendo una rica cena. La Clínica para Marcos es la segunda oportunidad que Dios le dio para mejorar su vida, ya que siente que Dios le ama mucho por eso le puso en este lugar, Marcos ha encontrado en la Clínica el consuelo que necesitaba hace mucho y las ganas de ordenar su vida para bien, pero sobre todo ha encontrado el amor de Dios.

Diego, un voluntario de la Clínica

La “falacia profunda” de la ideología de género

La parte más contundente del discurso del papa ha sido su extensa y completa exposición y refutación 4 de la ideología de género, la más contundente en sus siete años y medio de p o n t i f i c a d o . “El atentado, al que hoy estamos expuestos, a la auténtica forma de la familia, compuesta por padre, madre e hijo, tiene una dimensión aún más profunda”, empezó, pues “está en juego la visión del ser mismo, de lo que significa realmente ser hombres”. Benedicto XVI citó la frase de Simone de Beauvoir “Mujer no se nace, se hace” para fulminar con contundencia argumental “lo que hoy se presenta bajo el lema «gender[género]» como una nueva filosofía de la sexualidad.

Según esta filosofía, el sexo ya no es un dato originario de la naturaleza, que el hombre debe aceptar y llenar personalmente de sentido, sino un papel social del que se decide autónomamente, mientras que hasta ahora era la sociedad la que decidía”. “La falacia profunda de esta teoría y de la revolución antropológica que subyace en ella es evidente”, continuó: “El hombre niega tener una naturaleza preconstituida por su corporeidad, que caracteriza al ser humano. Niega la propia naturaleza y decide que ésta no se le ha dado como hecho prestablecido, sino que es él mismo quien se la debe crear”. Seguidamente el Papa recordó que esto va contra las mismas Sagradas Escrituras: “Según el relato bíblico de la creación, el haber sido creada por Dios como varón y mujer pertenece a la esencia de la criatura humana. Esta dualidad es esencial para el ser humano, tal como Dios la ha dado. Precisamente esta dualidad como dato originario es lo que se impugna. Ya no es válido lo que leemos en el relato de la creación: «Hombre y mujer los creó» (Gn 1,27). No, lo que vale ahora es que no ha sido Él quien los creó varón o mujer, sino que hasta ahora ha sido la sociedad la que lo ha determinado, y ahora somos nosotros mismos quienes hemos de decidir sobre esto. Hombre y mujer como realidad de la creación, como naturaleza de la persona humana, ya no existen”. Las consecuencias son inmediatas: “El hombre niega su propia naturaleza. Ahora él es sólo espíritu y voluntad.

La manipulación de la naturaleza, que hoy deploramos por lo que se refiere al medio ambiente, se convierte aquí en la opción de fondo del hombre respecto a sí mismo. En la actualidad, existe sólo el hombre en abstracto, que después elije para sí mismo, autónomamente, una u otra cosa como naturaleza suya. Se niega a hombres y mujeres su exigencia creacional de ser formas de la persona humana que se integran mutuamente”. La familia resulta así la gran perjudicada: “Si no existe la dualidad de hombre y mujer como dato de la creación, entonces tampoco existe la familia como realidad prestablecida por la creación. Pero, en este caso, también la prole ha perdido el puesto que hasta ahora le correspondía y la particular dignidad que le es propia. Bernheim muestra cómo ésta, de sujeto jurídico de por sí, se convierte ahora necesariamente en objeto, al cual se tiene derecho y que, como objeto de un derecho, se puede adquirir”. Por último, sentenció Benedicto XVI, “allí donde la libertad de hacer se convierte en libertad de hacerse por uno mismo, se llega necesariamente a negar al Creador mismo y, con ello, también el hombre como criatura de Dios, como imagen de Dios, queda finalmente degradado en la esencia de su ser. En la lucha por la familia está en juego el hombre mismo. Y se hace evidente que, cuando se niega a Dios, se disuelve también la dignidad del hombre. Quien defiende a Dios, defiende al hombre”.

De que manera la fe puede volverse realidad?

Alas 11 de la mañana del 21 de diciembre, en la Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano, Benedicto XVI recibió en audiencia a los cardenales, los miembros de la Curia Romana y de la Casa de Gobierno de la Ciudad del Vaticano para la presentación de los augurios natalicios. En el encuentro, tras las palabras de saludo al santo padre del cardenal Angelo Sodano, decano del Colegio Cardenalicio, el papa dirigió a los presentes un discurso en el que hizo balance del año eclesial centrándolo en la verdad del matrimonio y de la familia. También se detuvo especialmente en la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid. “Vivimos hoy en un momento especialmente intenso. La santa Navidad está ya muy cerca y lleva a la gran familia de la Curia romana a reunirse para este hermoso intercambio de felicitaciones, que conllevan el deseo recíproco de vivir con alegría y auténtico fruto espiritual la fiesta de Dios que se hizo carne y puso su morada entre nosotros”, inició su discurso el papa. Tras agradecer a los presentes su dedicación a la Iglesia, afrontó la crisis económica y financiera que vive especialmente Europa. Una crisis, dijo, que, en última instancia, “se funda sobre la crisis ética que amenaza al Viejo Continente”. “Aunque no están en discusión algunos valores como la solidaridad añadió–, el compromiso por los demás, la responsabilidad por los pobres y los que sufren, falta con frecuencia, sin embargo, la fuerza que los motive, capaz de inducir a las personas y a los grupos sociales a renuncias y sacrificios”. De esta crisis, dijo, “surgen preguntas muy fundamentales: ¿Dónde está la luz que pueda iluminar nuestro conocimiento, no sólo con ideas generales, sino con imperativos concretos? ¿Dónde está la fuerza que lleva hacia lo alto nuestra voluntad? Estas son preguntas a las que debe responder nuestro anuncio del Evangelio, la nueva evangelización, para que el mensaje llegue a ser acontecimiento, el anuncio se convierta en vida”.

Para el papa, el gran tema de este año, como también de los siguientes, es “cómo anunciar el Evangelio”. “¿De qué manera la fe, en cuanto fuerza viva y vital, puede llegar a ser hoy realidad?, se preguntó, afirmando que “todos los acontecimientos eclesiales del año que está por concluir han estado relacionados en definitiva con este tema”. Recordó los viajes a Croacia, a España, a Alemania, y a Benín. Calificó también de “inolvidables” los viajes a Venecia, San Marino, Ancona y Calabria. Sin olvidar el encuentro entre las religiones y entre las personas en búsqueda de verdad y de paz en Asís: “Una jornada concebida como un nuevo impulso en la peregrinación hacia la verdad y la paz”. La institución del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, dijo, “nos remite anticipadamente al Sínodo que sobre el mismo tema tendrá lugar en el próximo año”. “También tiene que ver con ello el Año de la Fe, en recuerdo del comienzo del Concilio, hace cincuenta años”, añadió. Tuvo palabras llenas de afecto para los africanos: “…el encuentro en África con la gozosa pasión por la fe ha sido de gran aliento. Allí no se percibía ninguna señal del cansancio de la fe, tan difundido entre nosotros, ningún tedio de ser cristianos, como se percibe cada vez más en nosotros. Con tantos problemas, sufrimientos y penas como hay ciertamente en África, siempre se experimentaba sin embargo la alegría de ser cristianos, de estar sostenidos por la felicidad interior de conocer a Cristo y de pertenecer a su Iglesia. De esta alegría nacen también las energías para servir a Cristo en las situaciones agobiantes de sufrimiento humano, para ponerse a su disposición, sin replegarse en el propio bienestar. Encontrar esta fe dispuesta al sacrificio, y precisamente alegre en ello, es una gran medicina contra el cansancio de ser cristianos que experimentamos en Europa”. Y calificó de “magnífica experiencia” la Jornada Mundial de la Juventud, en Madrid, otra “medicina contra el cansancio de creer”. “Ha sido una nueva evangelización vivida”, afirmó. “Cada vez con más claridad se perfila en las Jornadas Mundiales de la Juventud un modo nuevo, rejuvenecido, de ser cristiano”, un modo de ser que sintetizó en cinco puntos. Primero, “hay una nueva experiencia de la catolicidad, la universalidad de la Iglesia. Esto es lo que ha impresionado de inmediato a los jóvenes y a todos los presentes: venimos de todos los continentes y, aunque nunca nos hemos visto antes, nos conocemos”. Segundo: “De aquí nace después un modo nuevo de vivir el ser hombres, el ser cristianos. Una de las experiencias más importantes de aquellos días ha sido para mí el encuentro con los voluntarios de la Jornada Mundial de la Juventud”, “Al final, estos jóvenes estaban visible y ‘tangiblemente’ llenos de una gran sensación de felicidad”, “Estos jóvenes han hecho el bien aun cuando ese hacer haya sido costoso, aunque haya supuesto sacrificios simplemente porque hacer el bien es algo hermoso, es hermoso ser para los demás”.

 

Tercero: La adoración. Recordó momento de adoración en sus viajes Hyde Park, Zagreb y Madrid, “tras el temporal que amenazaba con estropear todo el encuentro nocturno, al no funcionar los micrófonos”. “Dios es omnipresente, sí. Pero la presencia corpórea de Cristo resucitado es otra cosa, algo nuevo. El Resucitado viene en medio de nosotros. Y entonces no podemos sino decir con el apóstol Tomás: ‘Señor mío y Dios mío’. La adoración es ante todo un acto de fe: el acto de fe como tal. Dios no es una hipótesis cualquiera, posible o imposible, sobre el origen del universo. Él está allí. Y si él está presente, yo me inclino ante él. Entonces, razón, voluntad y

corazón se abren hacia él, a partir de él”. Cuarto: la presencia del Sacramento de la Penitencia que, de modo cada vez más natural, forma parte del conjunto. “Con eso reconocemos que tenemos continuamente necesidad de perdón y que perdón significa responsabilidad”. Quinto: la alegría. “¿De dónde viene? ¿Cómo se explica?”, se preguntó. Y respondió: “Seguramente hay muchos factores que intervienen a la vez. Pero, según mi parecer, lo decisivo es la certeza que proviene de la fe: yo soy amado. Tengo un cometido en la historia. Soy aceptado, soy querido”. “La fe alegra desde dentro. Ésta es una de las experiencias maravillosas de las Jornadas Mundiales de la Juventud”. Sin tiempo para detenerse en el encuentro de Asís “como merecería la importancia del acontecimiento”, invitó a agradecer

“sencillamente a Dios porque nosotros -representantes de las religiones del mundo y también representantes del pensamiento en búsqueda de la verdad pudimos encontrarnos aquel día en un clima de amistad y de respeto recíproco, en el amor por la verdad y en la responsabilidad común por la paz”. “Podemos esperar que de este encuentro haya nacido una nueva disponibilidad para servir la paz, la reconciliación y la justicia”, señaló. Y concluyó agradeciendo “de corazón a todos vosotros por el apoyo para llevar adelante la misión que el Señor nos ha confiado como testigos de su verdad, y os deseo a todos la alegría que Dios, en la encarnación de su Hijo, nos ha querido dar. Feliz Navidad a todos vosotros”.

Manifiesto de la organización ciudadana “Salvemos la Familia” sobre las libretas de salud del/la adolescente

Ante la publicación por parte del Ministerio de Salud de las Libretas de Salud del/la Adolescente a fines de octubre de este año, el cual fue preparado durante el gobierno anterior, con apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas, varias organizaciones ciudadanas, entre ellas Salvemos la Familia, hemos presentado nuestras objeciones al Ministerio de Salud, verbalmente y por escrito. Así también hemos presentado propuestas positivas de cambio al material, en un afán de contribuir al bien público, mediante la utilización de los bienes del Estado en favor de los/las Adolescentes y sus familias. Aclaramos que hemos encontrado apertura y disposición de diálogo tanto en el señor Ministro de Salud, Doctor Arbo, así como de sus colaboradores inmediatos, para revisar nuestras propuestas. Pero, visto y considerando las enormes presiones que sobre este tema recibe el Ministerio de Salud de grupos externos que quieren imponer una mirada reduccionista de la salud de los adolescentes de nuestro querido país, la cual no contempla la participación protagónica de los padres y de las familias en la educación sexual de los adolescentes, consideramos oportuno hacer públicos algunos de los cuestionamientos a este material, así como a los principios que intentan imponer a través del mismo y de otros programas de salud como el Manual Clínico de la Adolescencia y otros. Las Libretas de Salud para Adolescentes (uno para los varones y otro para las mujeres e impresas a todo color en edición lujosa para repartir GRATIS en los servicios de salud de todo Paraguay), además del tratamiento del acné y la prevención de accidentes de tránsito, y otros temas incluidos escuetamente, dedica la mayor parte de su contenido en dar “orientación” a los niños y adolescentes en la mal llamada “salud sexual y reproductiva”. Si bien valoramos el aporte que podría significar un documento sobre la salud del/la adolescente, CUESTIONAMOS LO SIGUIENTE: -Que el Ministerio de Salud en el gobierno anterior preparó estas Libretas dirigiéndolas a chicos y chicas de 10 a 19 años (siguiendo una definición muy discutida de la OMS sobre adolescencia) y contradiciendo la ley 2.169/03 que establece que son niños todas las personas desde la concepción hasta los 13 años de edad y adolescentes a partir de los 14 años hasta los 17 años de edad. -Que tiene una perspectiva errónea de la sexualidad reducida a genitalidad con enfoque de la ideología de género, la cual enseña que la sexualidad se construye sin tener en cuenta los datos biológicos de la persona y, por tanto, se Grupos de familiares y puede construir la “identidad de género” a gusto: amigos de alcohólicos: género femenino, género masculino, género transexual, género homosexual masculino, Reuniones todos los género lésbico, etc… -Que estimula el uso de anticonceptivos, condones, y la PASTILLA ANTICONCEPTIVA DE EMERGENCIA (PAE) de conocido uso no solo anticonceptivo sino también ABORTIVO, como “derechos” de los adolescentes dando nombres comerciales, forma de uso, “ventajas”, sin dar información completa sobre los daños ocasionados por su uso frecuente (a niños de 10 años en adelante) -Que contiene gráficos “explicativos” sobre, por ejemplo, cómo debe la niña colocar el condón a su “pareja” antes del acto sexual y otros que colocan el ano entre los órganos genitales.. -Que da información falsa sobre el uso de condón como manera “segura” de prevenir Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), cuando se sabe que el condón tiene una falla del 15% como preventivo y que NO RESGUARDA D E C I E RTA S E N F E R M E D A D E S D E TRANSMISIÓN SEXUAL, algunas tan peligrosas como el HPV. -Que esta información pretenden acercarla a los chicos en ¡servicios de pediatría! Sin intermediación de sus padres en un sistema de CONFIDENCIALIDAD que es totalmente inconstitucional, ya que viola el derecho de los padres a acompañar a sus hijos y orientarlos moralmente de acuerdo a sus valores. – Que sin consultar con las organizaciones civiles que defienden los derechos de los padres, de las embarazadas y de los niños, ya se imprimieron 40 000 ejemplares de los por lo menos 240 000 que tienen previsto imprimir hasta diciembre de este año. – Gracias a la lucha de varias personas e instituciones comprometidas con la construcción de una sociedad más justa y humana en nuestro país, y gracias a la apertura del Ministro Arbo en revisar estas Libretas, estamos en tratativas con el Ministerio de Salud para cambiar el contenido de las 200 000 libretas que no se imprimieron todavía. La ciudadanía tiene derecho de estar informada sobre este y otros temas de salud y educación que afectan tan directamente al bienestar de los paraguayos de cualquier condición social. Instamos a todos los padres de familia, profesionales de la salud, autoridades educativas, y a todas las personas de buena voluntad a no quedar indiferentes ante estos ataques sutiles y perversos a nuestra identidad cultural que siempre se ha destacado por su defensa de la vida y de la familia, así como de los valores humanos que sustentan nuestra sana convivencia. La organización civil SALVEMOS LA FAMILIA se compromete a seguir luchando con las armas de la razón y la ley para defender a las familias paraguayas de este y otros ataques, provengan de donde provengan. ¡Estemos atentos y participemos en la defensa de nuestros niños, adolescentes y de nuestras familias! Aprovechamos para desearles de corazón a todas las familias del Paraguay ¡un próspero Año 2013!

Año nuevo, ¿vida nueva y en paz?

Para muchas familias el despertar del primer día del año ha sido sinónimo de desánimo. Casi todos los males iniciaron con los gastos de fin de año, las “fiestas” que a veces se viven como un ritual de abusos y descontroles… ¿Y luego? La cara larga, un silencio tenso o directamente las discusiones y las peleas… Parece como si una parte del mundo despertara cansado, desanimado, y la paz parece utópica o a lo sumo un buen deseo que dejamos guardado en los escritos de las tarjetas de felicitación de las pasadas fiestas. Sin embargo, el Papa Benedicto XVI nos ha desafiado a reflexionar sobre esta “vocación innata de la humanidad”. No ha ocultado las “marcas” (las heridas diríamos tal vez) que afectan a nuestro mundo hoy: las desigualdades sociales, el individualismo, la criminalidad… Y para los cristianos el primer día del año es una gran fiesta: solemnidad de Santa María, Madre de Dios… Reina de la paz… ¿Estamos alienados acaso, no vemos lo que pasa alrededor? ¿Por qué hablamos de paz? Para responder a estas preguntas, no podemos apelar solo a las ideas, a la esperanza de cambio utópico que muchas veces nos encandila de las ideologías del capitalismo individualista o de un socialismo trasnochado que sigue hablando de lucha de clases… El cristianismo tampoco es un new age que aleja al hombre de la realidad. El cristianismo tiene una respuesta, es un hecho, un acontecimiento que hace exclamar “¡Gloria a Dios en lo alto del cielo y paz en la tierra a las personas que ama!». ¿De dónde nace la paz? ¿Cómo se vive la paz? La paz nace del corazón de quien escucha atentamente en la oscuridad de la noche, de su propia noche vital: “Les ha nacido un salvador”. La paz es un don, un regalo del cielo, una gracia. Y como todo lo que está enmarcado en la relación entre el hombre y el Infinito, la paz posee una dinámica muy distinta de la “tranquilidad de cementerio” que muchas almas pretenden vivir en su neurosis… Estaré en paz si… si se acaban las dificultades, si se eliminan mis circunstancias, si, si… Nuestra paz no está condicionada, no es un atajo privilegiado de los cristianos para vivir sin problemas. Nuestro salvador no ha venido a traer “esa paz”. Lo ha aclarado con fuerza: “No he venido a traer paz, sino guerra”… ¿Entonces? La paz de Cristo es una paz en la lucha de cada día, en la tensión entre el “hombre viejo” y el “hombre nuevo”, es decir, entre nuestros principios de autosuficiencia, de egoísmo, de soberbia y orgullo y nuestra aceptación de la bendita pequeñez que hace enternecer a Dios hasta el punto de hacerse carne para hacernos libres. Benedicto XVI remarcó en su mensaje que «el principio de la armonía profunda, la paz con Dios, está vinculada indisolublemente a la fe y a la gracia», por lo que «nada puede quitarle a los creyentes este sosiego, ni siquiera las dificultades y los sufrimientos de la vida» sino que estos

«aumentan la esperanza». De la posibilidad de esta experiencia de calma y alegría, de sosiego en medio de las turbulencias de las circunstancias son testigos, por ejemplo, los familiares y amigos de las más de 1000 personas que han muerto en paz en la Clínica Divina Providencia de la Obra San Rafael de Asunción. Muchas de ellas jóvenes o con un pasado desordenado que no les ha determinado al final, cuando han podido sonreír y esperar la Belleza que colma nuestros deseos… Y, a u n q u e n o v i v a m o s circunstancias tan dramáticas como la de una enfermedad terminal, lo cierto es que todos podemos experimentar desde pequeños la desproporción entre nuestros deseos de absoluto y nuestra incapacidad de darnos a nosotros mismos la satisfacción total. El Papa dijo «el deseo de paz es una aspiración esencial de cada hombre y coincide en cierto modo con la necesidad de una vida humana plena, feliz y lograda» y recalcó que «el hombre está hecho para la paz». Es el drama de todo hombre, que aquello para lo que está hecho no se lo puede dar él mismo. Necesitamos de Otro que nos dé, que nos regale, que nos done… Y ese otro es Cristo.

El Santo Padre recordó también que los que trabajan por la paz, son bienaventurados porque serán llamados hijos de Dios, que según enfatizó hace referenciaaque«laconcordiaesalmismo tiempo un don mesiánico y una obra humana». No estamos eximidos de utilizar nuestra libertad. Siempre podremos mirar a otro lado, dar la espalda a Dios y excusarnos para no hacer nuestra parte. Pero hemos de saber que la paz con Dios se experimenta solo al vivir según su voluntad. Esto requiere un trabajo, un camino, un método que la Iglesia conoce y dispensa a todos sus hijos. No podemos hacer nuestro trabajo, contribuir a la obra depaz,alejadosdelaIglesia. Miremos también a María, según el pedido del Papa, quien mantuvo la paz interior, a pesar de los acontecimientos imprevistos en su vida, no solo el nacimiento de su hijo, sino también el cansado viaje de Nazaret a Belén, el no encontrar lugar para alojarse y la búsqueda de un refugio en la noche. BenedictoXVIenfatizóqueMaría«nose agitó»,sinoque«consideraensilenciolo que sucede y lo guarda en su memoria y corazón para reflexionar con calma y serenidad». Bajo su amparo nos acogemos y deseamos a todos los lectores de nuestro semanario: ¡Evenu Shalom Alejem! ¡QuélapazdeCristoestéconustedes! Son cientos de miles, millones los testigosdeesteacontecimientoenlahistoria de la humanidad. Basta leer la vida de los santos,bastaromperconeldiscursohegemónico y escuchar por unos momentos el anuncio de la buena noticia: Nos ha nacido un salvador. Uno que puede. Viene el tren, está llegando. Felices los que esperan, aunque sea con los rasgos de la depresión a cuestas. Este puede ser el pesebre donde nace nuestra verdadera felicidad. Desprovistos de toda gala de autosuficiencia, pobres y a la vez tremendamente 2 bendecidos. Bendita pobreza que atrae haciasítantariqueza. Que nadie se avergüence de reconocer su pequeñez ante el misterio. ¿Qué es el hombre para que Dios se acuerde de Él? Y, sin embargo, se acuerda. Aunque una madre olvidara a su hijo, Dios no se olvida de nosotros. Dios está con nosotros en Cristo. Ojalá y pudiéramos vivir con esta conciencia. El Verbo se ha hecho carne. Y esto es mucho más que un ritual de fin de año.

Boletin Parroquial 700, 699, 698, 697

Boletin Parroquial 700

Boletin Parroquial 699

Boletin Parroquial 698

Boletin Parroquial 697

Lastimosamente no estoy consiguiendo los boletines en formato texto (.doc) pero los subo en formato pfd por ahora.

Gracias

Suscribite a posts con tu email

Únete a otros 62 seguidores

El Padre Aldo Trento

Descripcion:

Este blog va a tratar de difundir el Boletin que se da todos los domingos en la Parroquia San Rafael de Asuncion, Republica del Paraguay. La mayoria de los textos son escritos por el gran Padre Aldo Trento, iniciador de una de las mayores obras de caridad en el Paraguay y director de una de las Parroquias mas lindas del Paraguay, embellezida por su entrega a Dios y por su mayor gloria, San Rafael. El boletin es digno de ser difundido porque trata antropologica y objetivamente el sentido de la Fe Catolica. Con un vocabulario facil de entender y de difundir. Espero les guste y aprecien lo que un gran hombre puede llegar a hacer en nombre del senhor. Para mas info sobre la Parroquia pueden visitar: www.sanrafaelobras.com

Visitas

  • 38,972 visitantes
Free counters!

InfoCatolicos Paraguay

http://www.infocatolicos.com

Boletines Informativos

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 62 seguidores